Skip to content

Tipos de tequila y cómo tomarlos

Hablar de tequila, la bebida, es hablar de la esencia de México, su gente y su cultura. También implica explorar su origen y profundizar en el conocimiento acerca de la diferente variedad de tequilas.

Para algunas personas y familias que lo producen, el tequila puede considerarse un obsequio de la tierra, un homenaje proveniente del suelo donde la planta de agave azul echa sus raíces y crece.

Además, la rica tierra de México ha permitido el desarrollo de una amplia variedad de licores, ofreciendo distintos tipos de tequila que son apreciados tanto a nivel nacional como internacional.

Este suelo único que reúne condiciones específicas e inigualables, confiere a esta especie vegetal características tan particulares que incluso sirvieron como fundamento para establecer los criterios que debe cumplir una bebida para ser denominada oficialmente Tequila.

Nueva llamada a la acción

Tipos de tequila

El tequila se categoriza en dos tipos, basándose en la composición de azúcares utilizados en su elaboración: Tequila 100% Puro de Agave y Tequila Mixto o también denominado Tequila. 

El primero se produce exclusivamente a partir de azúcares provenientes del agave y el mixto se compone de una combinación de azúcares de dos fuentes diferentes, siendo obligatorio que al menos el 51% provenga del agave y 49% de azúcares diferentes.

Con base en lo anterior, se reconocen oficialmente cinco tipos de tequila, cada uno con características específicas y distintivas, derivadas tanto de su origen como de los procesos de producción a los que son sometidos. 

A continuación, se enumeran las categorías y clases de tequila:

  • Blanco
  • Joven u Oro
  • Reposado
  • Añejo
  • Extra Añejo

Entre estos, los tequilas añejos o extra añejos destacan por su proceso de maduración prolongado, que les confiere un sabor y carácter únicos, siendo apreciados por conocedores y amantes de esta emblemática bebida.

linea completa de tequilas y mezcales, de don ramón personalizado

1. Tequila Blanco, también llamado “Plata”

Esta variante o tipo de tequila proviene de un proceso de destilación directamente aplicado al jugo que se extrae del corazón, también llamado piña o piñón, de las plantas del agave. 

El tequila blanco se guarda en barricas de roble y sin procesos de envejecimiento o añejamiento. Su característica principal es la frescura que se puede paladear incluso dentro de su intensidad y el sabor mucho más puro de la esencia del agave.

Imagenes para blog Don Ramón noviembre 2

2. Tequila Reposado

Esta forma del licor sí pasa por un proceso de envejecimiento que puede variar de los dos meses al año completo, pasando esos cruciales meses en barricas de roble o encino. 

Para su conservación durante ese periodo, se guarda en dichas barricas, lo que no solo le confiere un lugar seguro para madurar sino que también influye en su sabor y color. 

El proceso hace que este tequila obtenga un color cercano al dorado claro y un gusto mucho más suave si se le compara con el blanco que, como se mencionó anteriormente, es más puro en su proceso.

Tequila reposado Donn ramon personalizado junto con Tequila Plata Don Ramon Personalizado

3. Tequila Añejo

La diferencia entre esta variante y el reposado está en el tiempo de envejecimiento o durante el cual se reserva el tequila. Los periodos van desde el año hasta los tres años generalmente como límite. 

También se utilizan barricas de roble con capacidad de 600 litros máximo, que de forma similar aportan condiciones para ese color más cercano al ámbar profundo y que sumado al tiempo de reserva genera cambios en el sabor, acercándose a notas de vainilla y caramelo.

Dos botellas Edicion especial de tequila añejo de Tequila don Ramon personalizado

4. Tequila Extra Añejo 

Y si hablamos de maduración, envejecimiento y una más larga reserva está el tequila extra añejo.

Es el producto más maduro entre los tipos de este licor al superar los tres años de reserva en los barriles de roble. 

Debido a ello su color es más oscuro aún y tiende a un sabor excepcionalmente suave –sobre todo para una bebida fuerte como el tequila- con algunas notas y matices de cacao y frutas secas.

botella de tequila extra añejo de tequila don ramon personalizado

5. Tequila Joven o Tequila Gold


El tequila joven u oro es un producto susceptible de ser abocado. Se obtiene principalmente a partir de la mezcla de tequila blanco con tequilas reposados, añejos y/o extra añejos. 

Para alcanzar el contenido alcohólico comercial deseado, en su caso, puede ajustarse con agua de dilución. 

Esta combinación, que integra las características del tequila blanco y las de los tequilas más envejecidos, da como resultado el distintivo sabor y perfil del tequila joven u oro.

El término 'Abocado' se refiere al método utilizado para suavizar el sabor del tequila, que implica la adición de uno o más de los siguientes ingredientes: color caramelo, extracto de roble o encino, glicerina y jarabe a base de azúcar.

Algunas recomendaciones para consumir tequila

1. Blanco

Por la pureza de su sabor, puede ser una opción que sea menos agradable que los otros tipos de tequila para algunas personas y la experiencia de su paladeo sea mejor en mezclas y cócteles. 

Clásicos como Margaritas, Tequila Sunrise y Palomas son casi obligatorios si se trata de cocteles, aunque tampoco nunca debe descartarse la combinación más básica: un poco de sal, una rodajas o cuartos de limón para acompañarlo.

2. Reposado

La mejor recomendación es conocerlo al natural, beberlo sin mezclas y lejos de la sal y el limón. Puede consumirse con hielo, para darle un toque más fresco o con mayor sofisticación, puro y directo a temperatura ambiente en un vaso corto.

3. Añejo

Es ideal para una degustación suave y lenta, puede servirse en copas de brandy o de whisky. Se recomienda también poner un solo cubo o roca de hielo para atemperar si el paladar lo prefiere.

4. Extra Añejo

Debido a que se considera un tequila de mayor envejecimiento y proceso más largo desde la jima hasta que llega a salir de la botella, la recomendación es también recurrir a copas de bebidas más sofisticadas como el cognac. 

De preferencia a temperatura ambiente, sin hielo, derecho, sin mezcla alguna más que el sentimiento que acompañe el momento.

5.Tequila Joven o Gold

Con su equilibrio único entre suavidad, pureza y robustez de sabor, y gracias a su naturaleza de dos tequilas, no solo sirve como la base perfecta para cócteles, sino que también se disfrutan exquisitamente con hielo en vasos cortos.

Breve historia del tequila

De su propio origen, podría decirse que el tequila ya trae rasgos personales, características que lo hacen en general distinto a otras bebidas, pero que también establece diferencias entre sus variantes.

Diferencias que han derivado además en diferentes gustos y matices, así como en la forma de beberlo y en la manera en la que lo percibimos como un licor que puede tomarse solo o combinado, así como en distintos maridajes.

Por su historia, el tequila está más allá de ser una bebida alcohólica,  para ocupar un lugar destacado en el repertorio de licores mexicanos.

El tequila es un destilado originario de una planta, específicamente del Agave Tequilana Weber variedad azul, pero también es una destilación de historia y tradiciones, de pasión y experimentación que ha logrado conquistar no solamente paladares, sino también corazones y espíritus.

El tequila permea la cultura mexicana, resonando en su música, cine y cocina, siendo un compañero constante en reuniones familiares y entre amigos.  

Un claro ejemplo de ello son las botellas de Don Ramón Personalizado, que se destacan por sus diseños exclusivos encapsulando el espíritu del tequila como un regalo especial.

La garantía de lo auténtico

Para mantener su calidad, tanto dentro del envase como en el momento de disfrutarlo poco a poco para apreciar sus texturas y sabores, un parámetro específico para saber que se está ante la presencia de un buen tequila es el certificado de origen. 

Es crucial contar con la distinción oficial que reconoce características específicas de la bebida, aportadas por condiciones del suelo de la región, el tipo de agave y los productos obtenidos por los métodos de destilación y conservación. 

El Consejo Regulador del Tequila juega un papel vital en asegurar que cada botella cumpla con los estándares establecidos, preservando así la integridad y la rica tradición de esta icónica bebida mexicana.

Para tenerlo más claro es importante conocer en detalle los distintos tipos de tequila que cuentan con esa denominación de origen y también saber cómo explotar mejor la experiencia de consumirlos o, mejor dicho, de hacerlos parte de un momento inigualable y que pueda conservarse entre los más gratos recuerdos.

Toda raíz y todo sentimiento son profundos. Esa es la conexión del tequila cuando se convierte en un obsequio especial entre dos personas y es la misma que tiene esta bebida con sus antecedentes históricos más conocidos.

Investigaciones indican que las comunidades de pueblos originarios que habitaron lo que hoy es Jalisco y áreas vecinas, incluyendo el actual municipio de Tequila, experimentaron y consumieron bebidas fermentadas de agave desde hace siglos.

Para identificar este licor tal como lo conocemos, es esencial entender la historia y origen del tequila, remontándonos al siglo XVI.

La referencia nos lleva a imaginar a los colonizadores provenientes de España, experimentando también con los elixires de la planta, no solo explorando lo que ya se hacía a través de la fermentación, sino también perfeccionando el proceso de maduración para realzar los sabores y aromas del destilado.

En un primer momento, la destilación permitió obtener una bebida alcohólica similar en textura, sabor y calidad al mezcal –de allí la frase “de tequila su mezcal”, apelando al origen de esa última bebida en esa región en específico.

Con el tiempo, los procesos de destilación fueron evolucionando hasta dar forma a la bebida que hoy se reconoce a nivel mundial como una expresión de la cultura mexicana, presente desde sus fiestas hasta su gastronomía. 

La historia señala que las primeras destilerías en la región jalisciense habrían comenzado a operar cerca del año 1600, dando pie al inicio de una tradición que ha derivado hoy día en decenas de marcas y calidades que reúnen las características que distinguen a las variantes del tequila reconocido oficialmente. 

Este desarrollo histórico ha sido fundamental para cimentar la robusta industria tequilera que conocemos en la actualidad.

en segundo plano se la entrada de la hacienda de tequila don ramon personalizado, en primer plano una escultura de un jimador

El regalo perfecto para cada ocasión

El grabado y la personalización de Tequila Don Ramón Personalizado es un certificado de que cada regalo tiene una identidad propia y responde a una conexión particular y, sobre todo, auténtica.

Esa disposición es similar a la denominación de origen de productos como el tequila, un sello o distintivo oficial que reconoce, no solo en México sino incluso en el mercado internacional la calidad y autenticidad de cada botella de tequila envasada.

El reconocimiento fue establecido en 1974 para establecer un listado de parámetros y requisitos que la bebida debe cumplir y cubrir para poder acreditar que merece llevar ese nombre.

Estos requisitos van desde la forma en la que se siembra y cosecha el agave para después incluir los procesos de destilación y tratamiento de la bebida para obtener sus distintas texturas y por ende también sabores.

En Tequila Don Ramón Personalizado cuidamos cada detalle del proceso, desde la destilación hasta la personalización, por ello, cada una de nuestras botellas personalizadas simboliza nuestra pasión.

Así, nos convertimos en el regalo perfecto para aquellas personas que buscan expresar su cariño y personalizar cada momento y hacer que perdure en sus corazones. 

Regalos con carácter: Botellas personalizadas de tequila y mezcal

En conclusión, el tequila no es una bebida más del mercado de licores y bebidas alcohólicas de origen mexicano. Es una expresión de fuerza que viene de la tierra, es una conexión a través de las raíces de la planta y las raíces de una cultura nacional.

Tequila Don Ramón se pronuncia con un carácter distintivo, emergiendo como una marca del elixir espirituoso que se transforma en un regalo personalizado perfecto para cualquier festividad anual o momento especial, especialmente cuando se busca manifestar la conexión entre una empresa y sus clientes, socios o empleados. 

Es más que simplemente una botella de licor; es un medio de conexión entre individuos. 

Cada sorbo y degustación revive el recuerdo del momento en que la botella fue recibida por primera vez, observando su forma y viendo imágenes y frases impresas en el envase que resuenan tanto con quien la regala como con quien la recibe.

Casa Don Ramón y Don Ramón Personalizado buscan ir más allá de ofrecer un producto comercial, aspirando a crear y fortalecer relaciones mediante regalos únicos transformados en mensajes de agradecimiento y camaradería, utilizando las diversas variantes de un auténtico licor mexicano.

Si te interesa plasmar tus ideas personalizadas en nuestras botellas de tequila Don Ramón Personalizado, contáctanos para hacerlo realidad.

CTA personalizacion Tequila Don Ramon